Enlace

Enlace

viernes, 19 de septiembre de 2014

La liberalización de horarios comerciales en BCN ha generado un sobreesfuerzo de 32.000 horas sin crear ni empleo ni beneficios.

La UGT de Cataluña confirma que la contratación ha sido nula con la apertura de comercios los domingos durante el verano y tampoco se ha conseguido más volumen de ventas
El pasado 27 de junio, el Pleno del Ayuntamiento de Barcelona aprobó, a petición de CiU y con el apoyo del PP-la solicitud a la Dirección General de Comercio para autorizar la apertura de los domingos del periodo estival comprendido entre el 1 de julio y el 15 de septiembre. Desde UGT de Cataluña ya advertimos y denunció que las políticas de liberalización de horarios comerciales supondrían una fuerte regresión de los derechos de  los trabajadores y una ruptura total del modelo comercial sostenible que hasta el momento se había consensuado entre los agentes sociales y económica de la ciudad.
Una vez finalizada la campaña estival y tras valorar la afectación de estas políticas en materia de comercio, desde la UGT de Cataluña confirmamos que se cumplieron nuestros pronósticos. A través de la información aportada por nuestros delegados y delegadas , secciones sindicales y de las reuniones con diferentes empresas del sector, podemos afirmar que la nueva política de liberalización horaria en la ciudad no ha conseguido ninguno de los dos objetivos por los que supuestamente fue impulsada: ni ha generado empleo ni ha aumentado el beneficio empresarial.
Con respecto al primer punto, que es el principal, desde nuestro sindicato denunciamos que la contratación  ha sido nula, ya que las empresas han optado por trasladar Los días de descanso dominical en días laborables  de los trabajadores y las trabajadoras que, mayoritariamente, se recuperarán a partir del año próximo.
La apertura de comercios ha supuesto un sobreesfuerzo para las plantillas de unas 32.000 horas de trabajo para el domingo, ya que no se ha producido nueva contratación, y el índice de absentismo, termómetro de la situación real de los trabajadores y las trabajadoras, ha aumentado un 9% respecto al año anterior.
Más aún: muchos trabajadores y, especialmente, trabajadoras (las mujeres representan el 70% de las plantillas en el sector)  han preferido rescindir su contrato de trabajo con esta modificación de sus condiciones de trabajo  y distribución de la jornada, en un sector ya muy precarizado laboralmente y de difícil conciliación laboral y personal (ahora se les ha hecho trabajar más días en plenas vacaciones escolares). En estos casos la indemnización ha sido la mínima por ley (20 días por año trabajado).
Además, empresas importantes del sector han expresado a nuestros representantes sindicales su desacuerdo con el horario establecido en la normativa (de 10h a 18h) y decidieron abrir a partir de las 11 horas.
Por otra parte, en cuanto a los beneficios empresariales, muchas de las grandes empresas han reconocido a nuestros delegados y delegadas que,  a pesar de  que han aumentado sus ventas los domingos, en parte ha sido por que el consumidor ha decidido trasladar su fecha de compra en este día . Algo diferente será lo que manifiesten, por motivos estratégicos, ante los medios de comunicación.
Por lo tanto, desde la UGT de Cataluña pedimos a la Administración que se replantee esta política de liberalización de horarios y que consensúe con los agentes sociales y económica un modelo de comercio que esté a la altura de nuestra ciudad, que sea capaz de generar un turismo sostenible y que sirva para crear empleo de calidad.

No hay comentarios: